La Derecha Recapacita: Principio de Acuerdo en Mecanismo para Designar Candidato(a) Unico(a)

Tras varias horas de reunión a puerta cerrada en La Moneda, las directivas de RN y la UDI optaron por bajar los decibeles al conflicto por la definición del candidato presidencial del sector y anunciar el acuerdo de elegir solo un abanderado de derecha a través de un mecanismo vinculante y representativo. Tal parece que se dió cuanta de que llegar a noviembre con dos candidatos, era exponerse a un humillante tercer lugar. Pero ¿aceptará Allamand a exponerse a una segunda derrota? Y en tal caso ¿es presentable mantener la candidatura al senado por Santiago Poniente?. Todavía es muy temprano para dar por terminada la crisis de la derecha.



Fue el timonel de RN, Carlos Larraín quien, sin aceptar preguntas y flanqueado por su par del gremialismo, diputado Patricio Melero, dio lectura a una breve declaración conjunta del denominado “procedimiento electoral” al que se ceñirán ambas tiendas:

“Hemos acordado agotar todos los medios para que en los próximos días se concuerde un procedimiento electoral más amplio que una convención que sea representantivo y vinculante y que permita a Renovación Nacional y a la Unión Demócrata Independiente elegir un candidato de unidad, con plenas garantías, así como concordante con las líneas programáticas centrales de una acción política y electoral conjunta”, señala.

Se trataría de una nueva primaria en la derecha, pero esta vez con “padrón acotado”, lo que podría implicar —acotaron en la alianza en privado— solo militantes de ambas colectividades o también independientes, pero con un universo restringido. “Algo así como unas diez mil personas que participen”, explicaron desde uno de las directivas de partido.

El plazo a definir fecha, padrón y demás detalles de la fórmula, es en el transcurso de esta semana, ya que corren contrarreloj debido a que las candidaturas presidenciales deben estar inscritas ante el Servicio Electoral a más tardar el 17 de agosto. En ese contexto, precisaron en la derecha que no puede ser más allá del día 10.

Tanto la UDI como RN insistieron en que esta salida fue producto de un acuerdo entre ambos y no por la presión que La Moneda ha impuesto a sus colectividades para zanjar el conflicto que desató la bajada de Pablo Longueira la semana pasada.

Una hora antes del anuncio que hicieron la UDI y RN, salió de la reunión la ministra vocera, Cecilia Pérez, a urgir a los partidos a una salida unitaria para el dilema presidencial. porque sin lugar a dudas —reconoció— “nuestro sector pasa por momentos malos” y, en ese sentido, la ministra dijo que “el que prime la unidad es responsabilidad de los partidos”.

Ante la presión pública que ha hecho el Presidente Sebastián Piñera para lograr una solución salomónica en su sector y evitar una carrera a dos bandas, en La Moneda afirmaban que no temían que el liderazgo del mandatario quedara en jaque por el papel que ha jugado en este conflicto, porque la factura real “la deberá pagar Carlos Larraín ante un mal resultado electoral”.

Asi, el diseño en palacio apuntaba a que el fracaso de la unidad de la derecha sea lisa y llanamente culpa de Larraín y que por eso, “pague con la presidencia de RN el próximo año”.

El diputado Cristián Monckeberg, uno de los vicepresidentes de Renovación Nacional, aclaró a Cooperativa que será "una primaria" el "procedimiento electoral" mediante el cual la Alianza va a definir a su candidato único a la Presidencia para las elecciones de noviembre.

"La decisión está tomada de que va a haber una primaria. Las características de esa primaria, el universo electoral, el padrón y la organización (se definirá) dentro de las próximas horas, es noticia en desarrollo", dijo Monckeberg.

"Se ha llegado a acuerdo sobre una suerte de primaria", aunque no cómo la del 30 de junio, porque no la organizará el Servel ni será legal, aunque sí vinculante.

La elección irá "orientada a los militantes de los partidos más un universo de independientes (...) Todo indica que van a votar los militantes más un grupo de independientes que los partidos van a definir", indicó Monckeberg.

De cara a esa contienda, indicó además el legislador, "dentro de RN no hay ninguna otra alternativa a Andrés Allamand".

"Es nuestro mejor nombre y, según nuestros números, sigue siendo el más competitivo ante Michelle Bachelet (...) incluso después de la primaria" que perdió ante Pablo Longueira.

Monckeberg valoró el acuerdo logrado esta mañana en el comité político en La Moneda, pese a los desencuentros al interior de la Alianza en los últimos días (llegó a hablar de "cuchillazos por la espalda").

Dijo que la proclamación de Evelyn Matthei por la UDI fue "a destiempo, porque habíamos acordado una cosa distinta: sentarnos, conversar las dos mesas directivas y buscar un nombre de consenso".

La UDI "se apresuró", quiso "pegar un buen golpe, que yo creo que fue bien efectivo en el sentido de posicionarla como candidata presidencial", estimó.

"Posteriormente viene el proceso nuestro, en que creemos que Andrés Allamand es un muy buen nombre. Él ha dicho que está disponible sólo para una alternativa de unidad, y esa alternativa descartaba inmediatamente la posibilidad de llegar hasta noviembre" separados.

La primaria acordada ahora entre las directivas de RN y la UDI soluciona ese problema.

Respecto al acuerdo alcanzado por la UDI y RN en materia electoral, Evelyn Matthei expresó su satisfacción por el resultado positivo de las conversaciones:

“Nos ha tocado vivir como Alianza momentos duros y dolorosos, como la enfermedad de mi quiero amigo Pablo Longueira, por lo que quiero expresar mi júbilo por lograr este gran acuerdo, que nos va a permitir llegar con un solo candidato a primera vuelta”.

La abanderada desestimó que vayan a existir problemas con el plazo para inscribir la candidatura, asegurando que es “totalmente posible” realizar el proceso en el tiempo que queda.

Respecto a una eventual proclamación de Andrés Allamand como candidato de RN, Matthei afirmó:

“No tengo por qué pronunciarme de cómo o cuándo lo va a hacer RN (…) No tengo nada que opinar ahí, solamente alegría de que vamos a tener un mecanismo que nos permita llegar con un candidato”.

Dirigentes de Renovación Nacional llegaron la tarde de este lunes a una reunión con el ex presidenciable Andrés Allamand, en su residencia ubicada en Lo Barnechea, previo a la cita con la UDI en la sede del Congreso en Santiago.

Esto luego que los partidos oficialistas acordaran buscar un mecanismo electoral, que permitirá definir al candidato presidencial que representará a la Alianza en la elección de noviembre próximo.

Previo al encuentro, Allamand comentó:

“Estuve toda la mañana realizando trámites de carácter personal, así que no tengo información respecto de los temas que se trataron entiendo extensamente hoy en la mañana, en la reunión de las directivas en La Moneda. Me voy a informar de ellas y, posteriormente, voy a dar una opinión al respecto. Lo que sí les quiero hacer presente es que yo en esta materia no tengo voceros. Eso quiere decir que, cuando tenga que dar una opinión, la voy a dar yo personalmente a los medios de comunicación”.

Asimismo, expresó que “ojalá que se haya progresado, como dije el día que regresé a Chile, en un camino de unidad para la centroderecha, que es lo que más se necesita”.

El presidente de Adimark GFK, Roberto Méndez, hizo una dura crítica a la forma en que la Alianza por Chile ha tomado las decisiones tras la renuncia de Pablo Longueira a su candidatura presidencial.

“Es un momento muy difícil para la Alianza, no recuerdo otro momento tan crítico en los últimos 25 años, desde que existe como tal la Alianza por Chile. En un período de tres meses ha perdido tres candidatos presidenciales muy importantes, por distintas razones. Es una situación muy compleja que debe ser enfrentada de una manera no habitual: con grandeza y gestos que hoy se echan de menos”.

Consultado por las declaraciones formuladas por los líderes de RN y la UDI este último fin de semana, aseguró que “este escenario ha venido a empeorar la situación porque se ha profundizado la división entre ambos partidos y ha quedado en evidencia la incapacidad de ponerse de acuerdo, entonces es difícil pensar un escenario peor. En este momento se ven dos candidatos y poca capacidad de diálogo, es de esperar que lleguen a un acuerdo”.

Respecto de la decisión de la UDI de nominar a Evelyn Matthei, dijo que “es una actitud de imposición, de estrategia de guerra la que hemos visto con esta nominación unilateral de la candidata Evelyn Matthei, que pone de manifiesto lo peor de la política chilena, lo peor de este sector. Creo que se arriesgan a un resultado catastrófico porque la opinión pública tiene una manera muy simple de castigar cuando no está de acuerdo, que es simplemente quedarse en su casa y no ir a votar”.

En esa línea, recalcó que “no hay ninguna evidencia de que Matthei sea la mejor candidata. Resulta poco creíble ese discurso porque es la tercera candidata que representa a la UDI en los últimos meses y si fuera tan excelente debió ser la primera candidata”.

En cuanto a Renovación Nacional, admitió que está “muy compleja la situación”. “Se me ocurre que la única solución es un tercer nombre (ni Allamand ni Matthei), porque cuando ya se han producido enfrentamientos, el nivel de vetos que se ve de un lado para el otro, me da la impresión que la única forma de destrabar esto es un tercer nombre, que en todo caso hoy no podemos visualizar”.

Ante la pregunta: ¿Este es un episodio favorable para Michelle Bachelet?, reparó que “siempre la división entre los adversarios es algo positivo, divide para reinar es un dicho muy antiguo, pero tengo la impresión que el gran enemigo de la derecha no es Bachelet, es el rechazo a través de la abstención. Ese es el gran enemigo que deben combatir, tienen que ser capaces de encantar a su electorado y motivarlo para que vayan a votar, sino el resultado se ve muy negro (…) Al final, la Nueva Mayoría se ve como el sitio ordenado donde hay un comando, equipo programático que está trabajando propuestas y en la Alianza una situación de desorden”.