Parte del dinero pagado por la empresa Soquimich a María Carolina de La Cerda, cuñada del ex subsecretario de Minería, Pablo Wagner, habría llegado a manos del fallecido rector de la Universidad del Desarrollo, Ernesto Silva Bafalluy, padre del presidente de la UDI, Ernesto Silva. El antecedente lo habría entregado el propio Wagner en su declaración ante los fiscales Carlos Gajardo, José Antonio Villalobos y Pablo Norambuena, en el marco del caso Penta.

 

Según cercanos a la investigación, la ex autoridad del gobierno de Piñera habría señalado que los dineros también llegaron a las cuentas de Cristina Bitar, según publicó "The Clinic", así como también a una secretaria del ex ministro de Educación, Joaquín Lavín.

Según consta en la querella del Servicio de Impuestos Internos (SII), Soquimich pagó a De la Cerda 7,5 millones de pesos, luego de que ésta enviara una boleta por concepto de "asesorías financieras", el 21 de julio de 2009, justo cuando se desarrollaban las campañas para senadores y diputados, en las que participaron Lavín y Silva.

Los antecedentes entregados por Wagner son indagados por los persecutores, quienes no descartarían llamar a declarar a Lavín y Bitar, en el marco de la nueva arista "Soquimich" del caso.

En tanto, este mediodía efectivos de la Bridec llegaron hasta las oficinas de la mencionada entidad para retirar documentos contables de los años 2009 a 2014, tal como solicitó el SII en su querella contra Wagner y De la Cerda.

Formalización de Wagner, Délano y Lavín

Wagner será formalizado el próximo 4 de marzo por cohecho y lavado de activos.

En tanto los dueños del holding, Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín por soborno e ilícitos impositivos. En este primer grupo de formalizados, a excepción de Wagner, quien podría arriesgar una pena más alta (de hasta 15 años con la actual ley), dado que se le imputa haber blanqueado fondos provenientes de un delito funcionario, el resto de los investigados se movería en un rango medio.

Sin embargo, la nueva normativa de lavado de dinero -que ya estaría pronta a ser firmada por la Presidenta- le puede ser favorable, ya que dispone que los tribunales solo puedan imponer penas que no excedan el máximo establecido para el delito del que provienen los bienes objeto del blanqueo de capitales.

Al ser aquí el cohecho el delito base, cuya pena límite -en la hipótesis más simple, del artículo 248 del Código Penal- es de 541 días, haría que el máximo para el lavado quedara en ese tope.

En tanto, en el caso de Délano y Lavín, el delito de soborno, del artículo 250 del Código Penal, que se les imputa por los pagos realizados a Wagner -aún cuando no se ha establecido que haya existido una contraprestación- tiene una pena de reclusión menor en su grado mínimo, de 61 a 541días, más multa.

Y, la sanción del delito tributario que enfrentarán, referido a la presentación de "declaraciones maliciosamente incompletas o falsas que puedan inducir a la liquidación de un impuesto inferior al que corresponda", va de de 541 días a los 5 años.

También será formalizado por este último ilícito el gerente general de Penta S.A. Manuel Antonio Tocornal.

Fuente: Emol

Fiscal y la PDI allanan oficinas de SQM por la arista del caso Penta que involucra a Pablo Wagner

Las diligencias fueron encabezadas por el fiscal José Antonio Villalobos, quien llegó hasta las dependencias de Los Militares 4290 en compañía de personal de la unidad de delitos económicos de la Policía de Investigaciones.

En la ocasión, cuya primera etapa duró cerca de una hora y media, la policía incautó información contable solicitada por el Servicio de Impuestos Internos (SII) tras la querella que presentó en contra del ex subsecretario de Minería, Pablo Wagner, y su cuñada, María Carolina de la Cerda.

En medio de las diligencias del fiscal, a eso de las 14:00 hrs. se observó al gerente general de SQM, Patricio Contesse, y a su hijo, Patricio Contesse Fica, gerente general de la sociedad cascada, Potasios, abandonando las oficinas de la empresa.

Tras algunas horas de ausencia, Villalobos volvió a las oficinas de la compañía para culminar con las diligencias y llevarse el material incautado, que según fuentes de la empresa fue entregado a la fiscalía de forma voluntaria.

El fiscal se retiró de las oficinas cerca de las 18 horas sin hacer declaraciones.

La fiscalía investigan las irregularidades que habrían detrás de una boleta emitida por De la Cerda el 21 de julio de 2009 por "asesorías financieras", por más de $ 7 millones, y su posible vinculación con la campaña senatorial de Joaquín Lavín.

Fiscalía separa arista Wagner-SQM

El Fiscal Nacional, Sabas Chahuán, acogió la solicitud de inhabilidad parcial realizada ayer por el Fiscal Regional Metropolitano Oriente, Alberto Ayala, en lo referido a la investigación de los hechos denunciados por el Servicio de Impuestos Internos SII) contra Pablo Wagner.

 Ayala fundamentó su solicitud en razones de transparencia atendido el vínculo laboral que lo unió a la empresa por más de 12 años y las relaciones de amistad con algunos de sus abogados y ejecutivos, informó la fiscalía en un comunicado.
    
Debido a lo anterior, el Fiscal Jefe de Las Condes, en su calidad de Regional Subrogante Metropolitano Oriente, José Veizaga, conocerá aquellas materias que exclusivamente tengan relación con la participación de la empresa Soquimich en los hechos denunciados, sin perjuicio, de la labor que seguirá llevando a cabo el fiscal jefe de Alta Complejidad, Carlos Gajardo, agregó el Ministerio Público.
    
Según consta en la querella del SII, María Carolina de la Cerda, cuñada de Pablo Wagner, emitió, confeccionó y facilitó al menos 59 boletas de honorarios ideológicamente falsas emitidas entre los años 2009 al 2014, por un monto total de $ 120 millones, entre ellas a Soquimich, por $ 7 millones. Según información de prensa, estos fondos habrían sido destinados a financiar la campaña de Joaquín Lavín.