Luego de que la Presidenta de la República Michelle Bachelet, fuera explícita al decir "no" a un posible plebiscito mediante el cual se decida en septiembre el mecanismo para una nueva Constitución Política, el ministro del Interior, Jorge Burgos, detalló el trabajo que está haciendo el Gobierno para materializar la promesa de una nueva Carta Magna, mediante un proceso participativo. Entretanto, el Partido Socialista prepara propuesta de cambio de Constitución durante este gobierno, y mediante Asamblea Constituyente,

 

En relación con la posibilidad de la Asamblea Constituyente, Burgos aclaró que "yo no hablaría de portazo a ninguna fórmula. Hay gente que le gusta más una u otra. Ustedes saben cuál es mi opinión al respecto, no la voy a esconder. El tema del proceso constituyente, está en desarrollo, no nos apuremos. La Presidenta ha dado pautas bien claras en eso: que quiere una participación incidente de las personas, quiere un gran acuerdo político. Mandató al comité político a tener reuniones con los partidos sobre temas no sólo procedimentales sino también de fondo y en eso estamos", dijo. "Hay tiempo todavía para declarar portazo o no portazo", explicó.

En el contexto de la tensión instalada por el anuncio de "gradualidad" en las reformas por razones económicas hecho por la Presidenta Bachelet el viernes pasado, Burgos inyectó una dosis de calma respecto de otra de las promesas importantes de la campaña: la nueva Constitución.

Y en ese sentido, respecto del plebiscito, que podría conducir a una Asamblea Constituyente, insistió en que "yo no la podría afirmar ni descartar. Hay distintas fórmulas jurídicas. Una participación incidente, es participación, no es vinculante. Pero es el momento de profundizar temas más de fondo que sólo procedimentales", concluyó.

PS elabora propuesta de cambio a la Constitución con Asamblea Constituyente en este gobierno

A las 12.30 del lunes, el diputado Leonardo Soto y el senador Alfonso de Urresti, ingresarán a La Moneda a reunirse con los ministros del comité político del gobierno; Jorge Burgos, Nicolás Eyzaguirre y Marcelo Díaz. Los legisladores socialistas, presidentes de las comisiones de Constitución de ambas cámaras del Congreso, llegarán con una propuesta para reemplazar la actual Constitución, la que contemplará un método prácticamente descartado por Palacio: asamblea constituyente.

Con esto, se sella el primer paso de la propuesta formal del PS sobre nueva Constitución. Hace tres semanas la presidenta de la colectividad, senadora Isabel Allende, se comunicó con ambos parlamentarios -integrantes, además de la denominada bancada por la AC- para solicitarles la confección de un insumo que contenga los pasos para arribar a una nueva carta fundamental. Luego de ser socializada la propuesta al gobierno, el texto será revisado por la mesa del PS durante la próxima semana.

La iniciativa se da en medio del proceso de reordenamiento de la agenda de prioridades y de compromisos del gobierno, y en el cual dirigentes oficialistas ha planteado postergar para 2018 el cambio a la carta magna.

“Algunos están planteando que sea durante el siguiente Parlamento, lo que también es legítimo”, dijo la propia Isabel Allende. “Este proceso toma tiempo y tendrá que concretarse en el próximo gobierno. No se hace de la noche a la mañana”, agregó el timonel de la DC, senador Jorge Pizarro.

En contraposición, la propuesta de Soto y De Urresti, contempla que la modificación se materialice en esta administración. “La propuesta planteará hitos temporales que van a ir configurando un proceso constituyente dentro del periodo presidencial presente. Esto coincide con el compromiso de campaña de la Presidenta y la Nueva Mayoría”, dijo Soto.

En un tono similar se expresó ayer el ex presidente del PS Osvaldo Andrade, quien también, junto a su par Marcelo Schilling, desarrolló un documento de sugerencia de cambio a la Constitución. “Esta reforma sigue siendo viable, aún puede realizarse”, señaló Andrade. La diputada PC Karol Cariola, a su vez, escribió en su cuenta de Twitter: “Soy parte de este gobierno y no puedo creer que algunos piensen que en dos años y medio no podamos tener una nueva Constitución”.

El documento de Soto y De Urresti, en tanto, se encuentra en su proceso final de redacción y se inspira en dos criterios: la reglamentación partidaria que respalda la asamblea constituyente y el proyecto de ley que se encuentra en la comisión de Constitución de la Cámara, que faculta a los mandatarios para convocar a plebiscitos.

“La propuesta que presentaremos al gobierno nos obliga a considerar nuestros estatutos donde se define, a partir del acuerdo del  congreso partidario del año 2011, que el mecanismo que va a impulsar el PS para cambiar la Constitución no es otro que la asamblea constituyente. También considera una iniciativa que busca dotar a la Presidenta de facultades para llamar a plebiscito”, dijo a La Tercera el diputado Soto.